martes, 25 de noviembre de 2014

Me equivoqué, quiero una segunda oportunidad


Cuán fácil sería la vida si dispusiéramos de un botón de RETROCEDER o REINICIAR.Con estas palabras y esta imagen comienzo esta reflexión porque lo que quiero significar es: ME EQUIVOQUË, quiero otra oportunidad.

Cuando tenemos alguna y edad y con ella la experiencia, nos damos cuenta de los errores que hemos cometido y lo mucho que nos hemos equivocado. Errar es de humanos es un dicho muy repetido, pero cuando nos equivocamos hiriendo a las personas que queremos con nuestras palabras o dejando de ayudar cuando ellos lo necesitaban, o estando ausentes cuando era necesaria nuestra presencia, son errores cuyas consecuencias en el tiempo quizás sean duraderas.

La buena noticia está en que aunque no podemos RETROCEDER , sí podemos tener una segunda oportunidad. Es maravilloso experimentar que las relaciones se recomponen, las heridas se sanan y las huellas se atenúan cuando pedimos perdón, por ejemplo, o cuando tenemos un detalle con aquella persona que habíamos alejado de nuestra vida o cuando con cariño le decimos a nuestra gente que los queremos y que en adelante intentaremos estar allí para ellos.

Creo firmemente en las segundas oportunidades. Todos los seres humanos somos imperfectos y las circunstancias a veces nos hacen sacar lo peor de nosotros. En ese mal momento se hiere quizás a la persona que más queremos y sin quererlo decimos cosas que nunca debimos decir. Pero exactamente por eso, porque era un mal momento para nosotros o porque atravesábamos por un problema puntual o varios unidos, nuestra reacción fué la que fué. 

El problema está cuando se deja que esta situación perdure en el tiempo y no se corta de raíz, las heridas se van dejando abiertas y no sanan, al contrario, duelen. Lo más importante es intentar solucionarlo cuanto antes y aunque parezca difícil, la recompensa no tiene precio. Recuperar la paz y tu calma interior son sensaciones a las cuales no puedes renunciar.

Piénsalo bien, en la última discusión que has tenido con esa persona importante para tí. Valió la pena levantar la voz y decir lo que dijiste? Ahora en frío, reconoce que algo de verdad había en sus razones también, puedes ponerte un momento en su lugar? Creo que todos hemos pasado por lo mismo, si tuviéramos ese botón para RETROCEDER seguro que lo haríamos, pero no te preocupes, la buena noticia es que hay una SEGUNDA OPORTUNIDAD. Aprovéchala!

Y tú? desearías que te dieran una segunda oportunidad? Para que? Escríbeme al mail:mquemadres@gmail.com y me lo cuentas.

Encuéntranos también en nuestra página de facebook  síguenos en twitter @masquemadres y mira nuestros videos en youtube

No te olvides dejarnos tu correo en la cajita de arriba y a la izquierda. Gracias por compartir!

Enlaces relacionados

http://www.masquemadres.es/2014/03/eres-victima-de-tus-emociones.html
http://www.masquemadres.es/2013/12/el-poder-de-las-palabras-positivas.html