domingo, 15 de junio de 2014

El Poder de la Palabra


Cuántas veces hemos dicho cosas de las que luego nos arrepentimos

Yo al menos unas cuantas veces; y cuando busco a la persona para disculparme, aunque esa persona acepta la disculpa, percibo que siempre queda ruido en la relación.
El poder la la Palabra es inmenso; una palabra puede acariciarnos, arroparnos, consolarnos; sin embargo también puede lastimarnos, humillarnos y hasta "marcarnos" de por vida; y generar tal ruido en la relación que ya nunca vuelve a ser como antes. Por supuesto, influye mucho de quién viene esa palabra y la circunstancia o etapa de vida de cada persona cuando la recibe.

Todos debemos cuidarnos mucho de las palabras que decimos y a quién se las decimos. No obstante, en función de mi experiencia, hoy quiero destacar 1 figura que me resulta sumamente determinante; la figura de los Padres.

Los padres somos quienes más influimos en la vida de nuestros hijos en sus primeros años, cada palabra que decimos, cada acto que realizamos, para ellos significan lo máximo y más importante. Todos tenemos recuerdos sobre historias vividas en nuestra infancia que marcaron nuestras vidas, la mayoría muy buenas y otras no tanto.

Tengo una amiga muy querida, que además es brillante profesional y una persona de gran calidad y sensibilidad humana. Sin embargo la persigue la sombra de unas palabras "tu eres tonta". Estas palabras eran las que le decía su padre en su infancia, cuando no cumplía las expectativas que se había trazado para ella en cualquier actividad; sobre todo en cuanto a actividades deportivas. Así fue creciendo, descubriendo sus propias fortalezas y destacando en ellas; sin embargo ante cualquier error o fallo, a veces no necesariamente responsabilidad suya, se castiga diciéndose las mismas palabras "tu eres tonta". 

Ese ruido ha permanecido con el paso del tiempo; no sólo hacia la autopercepción que tiene sobre sus capacidades, si  no también, marcando la relación con su padre y parte de su infancia. Una verdadera lástima... ya no hay marcha atrás! 

A veces los padres utilizamos palabras equivocadas aunque nuestra intención no es marcar negativamente a nuestros hijos; sin embargo, lo hecho, hecho está. 

A través de esta historia quiero invitarnos a todos a reflexionar sobre el Poder de las Palabras y el impacto que éstas tienen en las otras personas. Debemos evitar juzgar, etiquetar, señalar ya no sólo de pensamiento, si no también de hecho y con voz, ya que podemos estar "marcando" en negativo la vida de aquellos que nos rodean y queremos.

Por eso, si vamos a decir algo que sea en positivo... Que bien te ves hoy, que pases un día genial!

Y tú, tienes alguna experiencia sobre el poder de la palabra? algo que te hayan dicho o que tú hayas dicho? Escríbeme aquí o al correo: mquemadres@gmail.com y cuéntamelo todo.

Clika "me gusta" en nuestro Facebook y Twitter: @masquemadres y forma parte de nuestras super amigas MQM.

Suscríbete a nuestro youtube para seguir disfrutando de nuestras historias en vídeo y música.

Pasa por la caja arriba a la izquierda y déjanos tu correo para recibir todas nuestras historias.

Enlaces relacionados:
http://www.masquemadres.es/2014/04/las-3-etapas-de-ser-mama.html

Imagen MQM