lunes, 3 de marzo de 2014

Un amante en mi vida


Después de dejar su último trabajo se sintió tranquila y relajada durante una temporada; disfrutaba el no tener horarios, ni presiones, sobre todo disfrutaba de su casa, su espacio, echarse un rato a descansar después de comer, salir y tomar un café sin estar pendiente del reloj o el móvil.

Se sentía muy a gusto con su familia... un marido cariñoso, hijos y nietos que la hacían sentirse querida, es decir nada de lo que quejarse. 


Pasados unos meses empezó a sentirse inquieta, quería hacer algo especial, diferente, algo donde fuera ella misma, con todas sus circunstancias, sus años, sus experiencias, algo que le apasionara, que ocupara sus pensamientos, que la inyectara de energía cada mañana y le encendiera la chispa que todos llevamos dentro solamente esperando que arda la llama. Había intentado varias cosas, pero no lo conseguía, no sentía lo que esperaba y necesitaba sentir.

Y un día llegó... Un amante en mi vida

Llegó como llegan estás cosas, sin buscarlas, de improviso, al principio se sentía rara, no sabía muy bien como actuar, no sabía si debía o no debía seguir, pero poco a poco fue entrando en su vida; entonces se dio cuenta qué debía intentarlo, y para eso debía ser absolutamente ELLA, tenía que partir de si misma, de su propia realidad de antes y ahora. 

Y se dejo fluir, se dejo llevar por la intensidad, por la pasión, por la emoción, por las chispas que brotaban de todo su ser, identificó que era justo lo que estaba buscando. Era un desafío maravilloso, necesitaba aprender muchas cosas y prepararse emocionalmente para esa montaña rusa de cada día. 

Había escuchado hacía muy poco que todos necesitábamos un amante en la vida y ahora entendía exactamente a qué se refería; ella había conseguido el amante ideal en su vida: un proyecto que la llenaba, un trabajo perfecto que le permitía ser absolutamente ella, con sus fallos y virtudes, con sus años y experiencia, que le permitía compartirlo con sus seres queridos y además donde todos participaban de alguna manera. 

Los sueños y proyectos propios no nos dejan, no huyen ni dan excusas... son todos nuestros!! 

Te regalan muchas satisfacciones, elevan tu autoestima a lo más alto, te enseñan nuevas formas de pensar, sonreír y sentir los acontecimientos que pasan a tu alrededor. Es el amante perfecto...tu lo controlas todo... lo bueno y lo malo.... todo depende de tí!

Así me siento, esta es mi historia actual, esta soy YO... disfruto de mi proyecto y cada día es un nuevo reto y una nueva alegría... y lo mejor de todo... es que veo y siento como se hace posible, lo que hasta hace muy poco creía imposible.... trabajo mucho y lo hago con gusto, aprendo y me equivoco, sin embargo me doy cuenta que voy creciendo en una etapa de mi vida en la que me siento más productiva y activa que nunca.

Y tú tienes un amante en tu vida?

Escríbeme y cuéntamelo todo aquí o al correo: mquemadres@gmail.com


Clika me gusta en nuestra pagina de Facebook: https://www.facebook.com/masquemadres y continúa descubriendo y disfrutando de cosas interesantes.

Déjame tu correo en la caja arriba a la izquierda y recibe todas nuestras novedades y el EBook: Experiencias para compartir 1.


Enlaces relacionados:
http://www.masquemadres.es/2014/02/somos-personas-no-clientes.html
http://www.masquemadres.es/2014/01/mujeres-trabajadoras.html

Imagen MQM