domingo, 16 de marzo de 2014

La pareja y su intimidad.


Cuando nos reunimos en familia siempre recordamos como una anécdota graciosa lo que decía Rebeca, mi segunda hija aún siendo muy pequeña, ella comentaba de una forma un poco irreverente :..."qué pasará en la habitación de mamá y papá que mami está tan contenta hoy?..."

Este momento familiar lo comparto porque considero muy importante que la pareja tenga "sus momentos íntimos" aparte del día a día con los hijos. Mi experiencia personal con seis hijos ha sido que nuestra relación todavía se mantiene porque desde muy jóvenes cuidamos mucho "nuestros momentos" y enseñamos a nuestros hijos a respetarlos siempre. 

En la rutina diaria y más cuando se es familia numerosa, probablemente se pierda un poco el encanto o la maravilla que representa el amar y sentirse amado. A veces van pasando los días y no le damos la importancia que esto tiene. Decimos "es que no tenemos tiempo".

Error muy común en las parejas que comienzan a tener hijos y se les hace muy difícil conciliar la vida familiar y laboral.

Recuerdo muy bien que ante cualquier problema ( y tuvimos muchos), sentir que no estaba sola fué fundamental. Ese apoyo, ese "aquí estoy" fue sentando las bases para una relación duradera. La intimidad de la pareja hay que cuidarla, tirar de imaginación cuando las cosas con los hijos se complican, luchar en contra de la rutina, favorecer el encuentro.

Hay miles de formas, cuida tu casa, decora tu habitación, que sea agradable y acogedora, decórala con velas, cojines,sábanas que inviten al encuentro. Acuérdate que tenemos tantos problemas fuera, el trabajo, el tráfico, la crisis, la falta de dinero, etc que nos obliga a que nuestra casa sea nuestro refugio, nuestro pequeño mundo en el que podemos crear una atmósfera llena de armonía y felicidad (aunque las cosas fuera estén mal).

Así concibo yo mi casa. Un hogar donde me siento a gusto, donde se ríe, se conversa, también se discute pero se disfruta y donde principalmente se AMA.



Amar y sentirse amado sube la autoestima, sientes que eres especial para alguien, que compartes un mismo sentimiento, que existe una unión que en ese momento parece indestructible y te ayuda a enfrentar el mundo con un renovado impulso. Piensa en eso y verás que encontrarás el tiempo para disfrutarlo!.

No hay nada que a los hijos los haga sentirse mejor que ver que sus padres se quieren.


Y recuerda, cuando uno ama y es amado te llenas de energía, de pensamientos positivos, de alegría, te sientes que puedes con todo y se te estimula la creatividad. Así que no lo dudes ni por un momento, cuida tu relación de pareja. Tus hijos te lo agradecerán! Y Rebeca desde pequeña se dió cuenta de eso!


Te ha gustado mi artículo? Cómo está tu relación de pareja? La has descuidado últimamente? Necesitas hablarlo con alguien? Si es tu caso, escríbeme a: mquemadres@gmail.com y únete a nuestra comunidad de Facebook clickando en "me gusta" para comenzar a compartir nuestras experiencias.


Suscríbete a nuestro blog en la cajita de arriba y a la izquierda, ah...y a nuestro canal de 


Enlaces relacionados
http://www.masquemadres.es/2014/03/mas-mama-menos-mujer.html
http://www.masquemadres.es/2013/11/vivir-en-el-aqui-y-en-el-ahora.html

Imagen: Mi esposo y yo.
Infografía: MQM