miércoles, 15 de enero de 2014

El padre tambien importa! (segunda parte)


En el articulo anterior hablaba de la importancia del padre en la familia y quisiera compartir algunas otras reflexiones que me hago sobre este tema.

Muchas veces escuche a mis compañeras de trabajo hablar de que no entendían a sus maridos o que directamente no aceptaban sus conductas y al preguntarle el porque, me respondían contándome por ejemplo alguna situación que les había pasado y que no la podían aceptar. 

Una de ellas me comentó que cuando tuvo su segundo bebé, llegó un momento de esos tres primeros meses en los que comen cada tres horas que ante su evidente fatiga, le pidió a su marido que se levantara al menos una vez en la noche para atender el bebé mientras ella dormía un poco más, al principio él no se levantaba porque trabajaba muy temprano al otro día y le parecía un poco injusto, además eso era lo que habían acordado.. 

Continúo...entonces la noche en que él se levanto por primera vez, ella cuenta que terminaron gritándose porque cuando lloró el bebe y él le dió el biberón ella veía (porque solo simulaba dormir) que lo mecía de una forma muy brusca y que por supuesto así el bebé jamás se dormiría, qué sucedió? lo que ya se imaginan...el bebé no paraba de llorar, 3 de la mañana, total que nadie durmió, los ánimos se exaltaron y surgió la pelea.

Otra de mis compañeras se quejaba porque me decía..." sera que están incapacitados para hacer mas de una cosa a la vez? Le dije que le diera de comer al niño porque me quedaría horas extras a trabajar y cuando llego está dormido pero sin duchar...la pelea no se hizo esperar!!! Como acuestas al niño sin ducharlo antes? preguntó mi compañera, a lo que su marido respondió, no pensé que fuera necesario, le di de comer como me dijiste y lo acosté.

Como ven, mi trabajo que en ese momento era de contable, siempre daba ocasión para que ejerciese la Psicología, pues eran chicas que estaban entre 29 y 35 años con uno o dos hijos pequeños y allí estaba yo escuchándolas y tratando de ayudarles en lo que pudiera a entender a aquellos hombres que para ellas en ese momento parecían ser los peores del mundo!! Jajaja!! Cómo somos!

Cuento todo esto porque exaltando la figura paterna como fundamental a la hora de formar una familia, pienso que a veces nosotras mismas por desconocimiento o por ese síndrome que tenemos casi todas, por no decir todas de controlar y dirigir todas las actividades que se desarrollan en nuestra casa, perdemos la oportunidad de confiar y descansar en cómo lo hace nuestra pareja.
Claro que lo hace diferente! Es su forma de hacerlo. Cada uno de nosotros tenemos nuestras formas y maneras de conducirnos. Por eso existen las diferencias. No se trata de quien lo hace mejor o peor, se trata de comprender que en sus formas de actuar también hay cosas buenas. Lo importante para un niño no es irse a la cama en perfectas condiciones (que es lo que nosotras queremos) sino tener a alguien que con cariño le haya hecho compañía y con el que se sienta seguro. No siempre lo que a nosotras nos parece que seria lo correcto, es lo conveniente.

El problema de todas estas situaciones es que generalmente nuestra actitud es "déjalo que lo hago yo" y cuando lo hacemos dentro de nosotras pensamos..." es que no me ayuda, es un egoísta, no piensa en mi, no me considera, etc, etc, etc". Estos pensamientos hacia nuestra pareja nos van carcomiendo por dentro y al final hacemos un juicio tan grande hacia el otro que creamos unas barreras infranqueables.


No quiero defender aquí situaciones que no tienen defensa, solo trato de ser justa, porque al final cuando les preguntaba, pero en realidad no te ayuda? En realidad es tan malo como lo pintas? Inmediatamente respondían..."no, el me ayuda, esta pendiente de mi y de los niños pero hay ciertas fallas que...." Entonces me daba cuenta que realmente se estaban fijando en las formas y no en el fondo.

Un buen padre acompañará siempre a sus hijos en su crecimiento, estará con el cuando tenga problemas, lo apoyara a lograr sus objetivos por pequeños que estos sean, a esto es lo que al final debemos darle importancia, pero CUIDADO, porque a veces las formas no son las que tu esperas. 

Así que animo! y a valorar a ese gran hombre y padre que tienes a tu lado!! Ya verás que vale la pena!

Te sientes identificada con lo que hablo en mi artículo? Tu pareja es buen padre pero no te gustan algunas cosas que hace?, escríbeme y coméntamelo a nuestro mail: mquemadres@gmail.com y no te olvides unirte a nuestra comunidad de facebook clickando un "me gusta" para comenzar a compartir.

Suscríbete a nuestro blog en la cajita de arriba y a la izquierda...ahhh y no te olvides entrar en nuestro canal de youtube.


Enlaces relacionados


Imágenes: obtenidas de internet.