domingo, 8 de diciembre de 2013

Una Navidad en Colombia

Mis recuerdos de una navidad en Colombia se remontan a mi más tierna infancia, no puedo identificar cuantos años tenía, pero lo que si permanece nítido en mis memorias es la imagen de mi abuela frente a la encimera de la cocina con una pierna apoyada sobre la otra amasando la masa para los tamales.

El tamal es una masa de maíz rellena de carnes y vegetales, luego envuelta con hojas de plátano y cocinado en agua. Muchos países tiene el tamal como una comida típica de la fiestas navideñas u otras festividades.


Supongo que todos guardamos recuerdos hermosos de sus abuelos, es como debe ser, los abuelos representan para cada niño el más absoluto amor, complicidad y atención y un día en casa de los abuelos siempre es lo máximo. Yo solamente conocí una abuela, que es ésta, la madre de mi madre; ella perteneció a aquella generación de abuelos muy bien representada en los dibujos animados, la típica mujer mayor con cara y aspecto de "ángel"... así era mi abuela.

La  navidad en Colombia que recuerdo es "ella" con su cara redonda y siempre sonriente, su caminar inestable debido a una herida en un tobillo que nunca cicatrizo a causa de la diabetes que padecía, pero que en ningún momento le impedía hacer las faenas y sobre todo cocinar.

Su cocina siempre llena de olores maravillosos, cilantro, comino, canela, limón, panela, café recién hecho.... olores que para mi evocan el "hogar". Aquella navidad preparó además de los tamales, buñuelos, que son unas bolas elaboradas con maíz, queso y azúcar (creo), la natilla con panela, para acompañar los buñuelos. La natilla llegó a Colombia de mano de los colonos españoles convirtiéndose en un postre típico de la región de Antioquia, región de origen de mi madre y casi toda mi familia materna.

Tengo la fortuna de haber podido disfrutar mucho de mi abuela poco antes que nos dejara, ya que paso una temporada en nuestra casa, allí la familia la tenía como una reina...que era lo que se merecía. Cada día en la mañana se sentaba en una mecedora que se compró especialmente para ella, a leer los periódicos y ahí pasaba buena parte del día, la recuerdo meciéndose y viendo la tv.

Para mi, la abuela significa, Colombia, navidad, ternura, estar en casa, comer sabroso,  olores exóticos, mucho trabajo, nada de quejas, y la bondad hecha ser humano; algunas veces mi madre me ha comparado con ella en algunas actitudes y para mi ha sido todo un orgullo saber que en algo puede semejarme a esa persona maravillosa que fue mi abuela.

Siempre en éstas épocas esos olores a especias e imágenes preciosas vuelven a rondarme, y aunque a través de mi vida haya conocido otros olores de cocina en época de fiestas, jamás serán como aquella navidad.

Eres y serás mi navidad colombiana!


Cuáles son tus recuerdos de tu abuela? Espero con ilusión tus comentarios aquí o a nuestro correo: mquemadres@gmail.com

No te pierdas ninguna de nuestras historias y experiencias y suscríbete a nuestras novedades en la caja arriba a la derecha.

Forma parte de nuestra comunidad de Facebookhttps://www.facebook.com/masquemadres y Twitter: @mquemadres y regalanos tu "me gusta"


Enlaces relacionados:
http://www.masquemadres.es/2013/12/historia-de-dos-hermanas.html

Imagen: MQM: mi abuela Socorro en su mecedora