martes, 10 de diciembre de 2013

Soy humano, por eso tengo derechos!!


En el año 1948, tras la Segunda Guerra Mundial la Asamblea de las Naciones Unidas aprobó el documento titulado "Declaración Universal de los Derechos del Hombre", que recogen derechos de carácter civil, social, político, económico y cultural. Algunos de sus artículos enuncian que:


  • Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, opinión política, religión o de cualquier otra índole. 
  • Nadie estará sometido a ninguna clase de esclavitud ni servidumbre.
  • Nadie será sometido a torturas o a tratos crueles, inhumanos o degradantes.
  • Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma de su inocencia mientras no se demuestre su culpabilidad.
  • Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio y a regresar a su país.
  • Toda persona tiene derecho a la propiedad , individual y colectivamente.
  • Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.
  • Todo individuo tiene derecho a la libertad de expresión.
  • Toda persona tiene derecho a un nivel adecuado que le asegure a él y a su familia la salud, la alimentación, el vestido y la vivienda.
  • Toda persona tiene derecho a la educación.

Estos son algunos de los 30 artículos enunciados en esta Declaración, ahora bien, más allá de la misma, nuestra reflexión en este momento es si en realidad estos principios fundamentales son los que rigen en nuestra sociedad moderna.


Es preocupante ver como cada día se incrementa en algunos países la violación de los derechos de los niños, obligándolos  a trabajar y mutilando su futuro al no poder educarse de una forma adecuada. Vemos como los derechos de la mujer son pisoteados en muchas sociedades hoy donde se les condena al sometimiento y a la privación de su libertad de expresión. Ancianos olvidados sin el derecho a recibir atención a su salud. Países donde la pobreza extrema de sus habitantes los obliga a someterse a períodos inhumanos de trabajo, sin disfrutar del descanso al que todos tendríamos derecho. Empresas deslocalizadas que tiranizan  a sus trabajadores, con horarios extenuantes, pagas de miseria.

Tantos derechos hoy quebrantados, sin embargo reconocemos que todos estos esfuerzos por universalizar los derechos humanos son importantes para enmarcar en un contexto legal lo que representa para la mayoría el bienestar para desarrollarse como seres humanos.

Desde esta tribuna y a través de este medio queremos hacer llegar un mensaje de compromiso sobre lo que nos corresponde a cada uno como ser humano, en el propósito de ayudar a todo aquello que pueda promover la dignidad, la libertad, el respeto para toda persona. Así como también de rechazar enérgicamente todo lo que signifique coartar, detener o minimizar derechos personales. Como individuos, como padres, hermanos, amigos debemos apoyar cualquier iniciativa que vaya dirigida a reconocer los derechos que tienen todas las personas a vivir dignamente más allá de su sexo, pensamiento, religión, nacionalidad,etc. Rompamos con esas cadenas!


Como madres levantemos a nuestros hijos con estos valores y así contribuiremos desde nuestro ámbito con esta lucha que no debe detenerse nunca. Enseñemos a respetar al otro como es, a ayudarlo cuando lo necesita, a compartir lo que tienen , en fin, a saber que somos seres humanos y por eso tenemos derechos!!

Enlaces relacionados: