lunes, 9 de diciembre de 2013

Querer es Poder


Definitivamente, "querer es poder" y las épocas de crisis son más propicias para que nos demos cuenta de esta gran verdad. En épocas de crisis, surgen extraordinarias iniciativas, actitudes proactivas y en muchos casos el descubrimiento de aptitudes personales que no sabíamos que estaban tan bien guardadas dentro de nosotros.

Esta máxima siempre ha formado parte de mi vida; la aprendí desde muy niña; nadie me la explico, la obtuve de una gran persona, mi madre!. Y a lo largo de mis andares, cuando se me ha presentado una situación que pensaba que no sería capaz de enfrentar siempre me he dicho, "si mi madre pudo, yo también"; y ahora se con orgullo que mis hijos también comparten esta misma filosofía. En esos momentos es cuando pienso que les he dado la mejor herencia que los padres podemos dar a los hijos... la capacidad para enfrentarse a la vida.

Mi padre murió en el 1968 con 42 años; éramos tres hermanos, una hermana mayor de 13, un hermano menor de 5 y yo de 6 años; mi madre tenía 29. Efectivamente, enviuda con 29 años con tres críos, con muy poca formación y sin saber nada de nada. 

Mi padre sumamente machista y controlador se ocupaba de gestionarlo todo, mi madre era ama de casa consagrada, entendía que ese era su rol, e ignoraba la mayor parte de los negocios, cuentas bancarias, bienes, etc. que poseía mi padre. Recordar que eran otros años muy diferentes a los que vivimos hoy. De un día para otro se encontró en la más absoluta soledad emocional y con una responsabilidad familiar que no sabía cómo manejar. Por su ignorancia se dejo llevar por inadecuados asesoramientos y terminamos con muy poco con que sobrevivir.

Recuerdo la cara de preocupación de mi madre mientras reorganizaba nuestra vida y su angustia por mantenernos protegidos en medio de aquella confusión. Tengo muy claro en mis memorias cuando me di cuenta que ya no había tanta comida como antes en la nevera. Un día en la mañana cuando nos preparábamos para el cole, no teníamos desayuno, mi madre no llevó al cole  y nos dijo, "en un momento vuelvo con el desayuno", y así fue. Muchos años después entendí que seguramente no tenía dinero y salió a buscar a alguien que le dejará algo. 

Todavía me suenan en los oídos sus mensajes estimulándonos a estudiar y tener una profesión, para que no nos pasara como a ella; ese mensaje me llegó muy hondo y la educación siempre ha sido uno de mis principales nortes en la vida.

Mamá trabajaba, por lo que nos quedábamos en el cole hasta muy tarde (2 horas después de finalizar la jornada) que era la hora que ella podía venir a buscarnos; yo veía como otros padres venían a buscar a los niños pronto y me moría de envidia; sin embargo cuando llegaba mamá y la veía con aquella cara de cansancio nunca me atreví a reprochar tantas horas que pasábamos en el cole; menos mal que aunque era apenas una cría nunca le dije nada. Todos en silencio y agotados de esperar, llegábamos a casa a hacer los deberes del cole y de la casa.

Teníamos lo justo para vestirnos, la mayoría de la ropa nos la hacía ella misma, por lo que pasaba muchos fines de semana sentada en la máquina de cocer "Singer". Nunca olvidaré un domingo esperando que mamá terminara un vestido que me iba a poner para ir a misa. Estoy segura que no estoy contando nada nuevo, muchas personas han pasado por situaciones similares o aún peores, y también estoy segura que hoy día de alguna manera agradecen esas vivencias para valorar y agradecer el aprendizaje y madurez obtenido.


La experiencia de ser huérfanos nos marco a cada uno de mis hermanos y a mí, sin embargo, hoy puedo decir que lo que más me marco y definió mi vida, fue la madre que tuve y he tenido, su capacidad para hacer "limonada con los limones", su actitud de siempre mirar hacia adelante con fortaleza, su estimulo y ejemplo que me decían que para lograr los objetivos, no necesariamente tienen que estar dadas todas las circunstancias, sino que nosotros tenemos que hacer lo mejor que podemos con las  circunstancias que tenemos para que nos conduzcan a los objetivos.... por eso pienso, digo y siento que, Querer es Poder!


El amor y la capacidad de una madre jamás se contempla abandonar!
Para mi madre, Eugenia


Que piensas sobre la expresión Querer es Poder?  Cuéntame tu opinión aquí o en nuestro correo: mquemadres@gmail.com

Os invitamos a formar parte de nuestra comunidad de Facebook: https://www.facebook.com/masquemadres y Twitter: @masquemadres.es 


Enlaces relacionados:

Imagen mi madre