viernes, 13 de diciembre de 2013

Qué es el síndrome del nido vacío?

Cuando tenemos nuestros hijos pensamos que toda la vida estarán con nosotros o se irán al ser bastante mayores, pero si la realidad es otra y se marchan cuando consideramos que todavía no están preparados para independizarse, nuestra reacción a veces no es la adecuada.

La sensación de soledad y de tristeza que esta situación genera, es lo que los Psicólogos describen como el síndrome del nido vacío. Luego que los hijos se van puede aparecer un período de desgano, de apatía y de creciente preocupación por no saber cómo le irá a tu hijo sin tí. Hasta ahora dependían de nosotros, sus padres, quienes nos encargábamos de proveerles,  cuidarles,  aconsejarles, acompañarles en sus éxitos y en sus fracasos y el que se marcharan de casa no estaba en nuestros planes.

En cambio, para ellos, ser independientes es una meta a corto plazo y más temprano que tarde lo lograrán. Mi experiencia, al respecto, es muy amplia, pues al ser madre de 6 hijos, la ida de cada uno fué más notoria porque de verdad sentí mi nido vacío después de disfrutar alrededor de tanta gente aquí en casa. 

Los estudios realizados al respecto identifican a la mujer como la más afectada en su papel de madre, pero reconocen que sus efectos pueden aparecer también en el padre, la buena noticia es que los síntomas suelen ser ligeros y transitorios. Además, varios especialistas concluyen que para la pareja el hecho de no tener a los hijos conviviendo en el hogar puede resultar positivo para la calidad de su relación.

Pueden también presentarse síntomas de malestar físico, como dolores de cabeza, cansancio excesivo, falta de apetito. También nuestro estado emocional y psicológico puede verse afectado. Preguntas como ...y ahora qué? A qué dedico mi tiempo ahora? Cómo continúo con mi vida? Todo es parte del mismo proceso.

Es un período muy difícil para todos aquellos que como yo habíamos construido un proyecto vital sobre la base de una familia. Pero, al mismo tiempo, cuando el primer impacto  ha pasado, cuando superas el entrar a su habitación y ver la cama vacía o como me pasó a mí, sentir un silencio al cual no estaba acostumbrada, luego te vas dando cuenta que también tiene sus aspectos positivos, por ejemplo, tendrás más tiempo libre, la obligación de horarios de comida desaparece, puedes dedicarte más tiempo a tí y a tu pareja.

Una de las cosas que más me ayudó a superarlo y que lo recomiendo a todos los que pasan por lo mismo, es visualizar la nueva situación no como una pérdida, sino como un período de creciente libertad y autodesarrollo. Así lo viví y un tiempo más tarde me encuentro con una vida propia y llena de proyectos. La relación con ellos sigue siendo estrecha pero en la distancia. Nos reunimos con frecuencia y me alegra mucho verlos independientes y responsables de su propias vidas.

Es otra etapa de la vida, forma parte de un proceso normal. La naturaleza  en esto nos da una gran lección, los pájaros, por ejemplo,  sueltan al vuelo a sus pequeños aún cuando no han aprendido bien a desplegar sus alas. Y has visto algún pájaro en el suelo por no haber podido volar? Es el momento de disfrutar de mayor libertad y de tener menos responsabilidades.

Ahora me alegro que se hayan ido, que cada uno busque su propio camino y lugar en este mundo. Siempre contarán con nosotros,  los acompañaremos en sus fracasos y éxitos, eso siempre, aunque sea desde la distancia. 

Este escrito se lo dedico a Lucy, mi amiga, que con tres hijos, pronto vivirá esta experiencia. No te preocupes, al principio, no podrás evitar pasar por las etapas de este síndrome, pero tranquila, será pasajero y al final agradecerás la decisión que tus hijos han tomado y hasta se transformará en una experiencia muy gratificante. Ya lo verás! De todas formas, cuando quieras compartimos nuestras experiencias con un café de por medio

Se han ido tus hijos de casa? Cuál fué tu experiencia?.Escríbeme y cuéntamelo al mail: mquemadres@gmail.com

No olvides ver nuestros vídeos en youtube y unirte a nuestro facebook con tu "me gusta".

Suscríbete a nuestro blog en la cajita de arriba y a la izquierda.

Enlaces relacionados