jueves, 21 de noviembre de 2013

Soy una victima de violencia de género

Soy una victima de violencia de género, éste fue el comentario que me hizo una amiga, cuando en días pasados quedamos para tomar un café ... me dejó de piedra, porque jamás lo hubiera pensado. Ni de lejos daba la impresión de vivir una historia semejante. Nos veíamos muy de vez en cuando y siempre que quedábamos me parecía muy desenvuelta y empoderada de su vida... definitivamente las apariencias engañan!. 

Ese día estaba dispuesta a hablar, y es entonces que empieza a explicarme cosas, comienza diciéndome que acude a mí, y no a su familia, porque sabe que yo no la voy a juzgar y la voy a escuchar ya que sólo necesita desahogarse. Yo le digo que empiece la historia desde el principio para poder darme una idea de toda la situación....

Se casaron cuando ella tenía 19 años y el 30, super enamorados, ella al principio trabajaba de cajera de supermercado, pero cuando se quedó embarazada dejó el trabajo y se quedó en casa, luego vinieron 2 hijos más, ya luego no volvió a trabajar fuera de casa y se quedó atendiendo su familia. 

El maltrato psicológico empezó después de tener su primer hijo, le decía que se había puesto como una "vaca" de gorda y que así no le gustaba para nada; todo lo que hacía en casa le molestaba, no le gustaba como limpiaba la casa, no le gustaba como cocinaba, etc. Poco a poco empezó a restringir las visitas de amigas a casa y luego de la familia, le decía que le molestaban. Un día ella olvidó comprarle algo que él le había pedido del mercado, entonces le dio un empujón que la tiro contra la pared por lo que se dio un fuerte golpe en la cabeza que tuvo que ir a urgencias, cuando le preguntaron cómo se lo había hecho explicó que se resbalo y cayo al suelo. Con el paso de los años la cosa ha ido a más, le pegaba constantemente por cosas sin sentido. Ahora la empresa dónde trabaja ha decidido prejubilarlo por lo que ha entrado en un estado depresivo y descarga su impotencia en ella. Inclusive en la noche a veces despierta con las patadas que le está dando porque dice que no le deja dormir. 

Cuando le pregunté porque no lo dejaba, me dijo que "no sabría que hacer sin él", además "yo sé que él me quiere y yo también lo quiero mucho", además siento miedo de dejarlo, porque me dice "tu eres mía y hago contigo lo que me de la gana". Recientemente ha empezado a amenazarla con un cuchillo... ella esta desesperada pero se siente incapaz de hacer algo para solucionar la situación.... me llamó mucho la atención que se definiera como una victima de violencia de genero y aún así, no fuera capaz de enfrentar la situación.... esta es la realidad de muchas mujeres!!!

Dejó hasta aquí el relato.... sólo agrego que le dije que siempre que me necesitará podía contar conmigo y llamarme, sin embargo tenía que buscar otras ayudas y le recomendé que fuera a las instituciones correspondientes... en lo personal dudo que lo vaya a hacer y temo que algún día me levante con la noticia de un trágico final.

Que podemos hacer para paliar esta lacra social que constituye la violencia de género?
Desde las instituciones se trabaja duro para apoyar a las victimas, en el inicio del proceso tras la ruptura con el agresor, la interposición de denuncias, la protección de las mujeres, las condenas de los agresores, etc. Sin embargo mi planteamiento es anterior... que hacemos a nivel de prevención.... porque para que esto ocurra existen una serie de actitudes y comportamientos aprendidos desde muy tempranas edades que se van reforzando con el paso del tiempo, además de la carencia de valores y principios mínimos de respeto, tolerancia, manejo de la agresividad, autoestima, entre muchísimos otros.

Debemos educar a nuestros hijos para prevenir estas situaciones... tanto a hembras como varones. En una entrada  anterior llamada "El ciberacoso como violencia de género en los jóvenes" ...comentaba las estadísticas y cómo las chicas y chicos percibían atractivas conductas agresivas del chico hacia la chica... esto en realidad es muy grave!!.

¿Por qué las mujeres permitimos que nos agredan verbalmente o físicamente? ¿Por qué los hombres se atreven a agredirnos verbalmente o físicamente? ¿Por qué entendemos estos comportamientos aceptables en nuestras relaciones? ¿Confundimos manifestaciones de celos patológicos con muestras de amor?


Es frecuente escuchar en los medios de comunicación casos de mujeres que han resistido al maltrato durante años y luego fueron incineradas con alcohol y prendido fuego, o usando otros medios para terminar asesinadas... ¿Qué les impidió razonar a tiempo?... ¿Es amor mal entendido? ¿Es que acaso en la medida que nos dejamos de querer a nosotras mismas, demostramos que queremos más a la pareja?

Las mujeres hemos aprendido a ser y sentirnos indefensas y los hombres han aprendido a aprovechar esta indefensión, agredirnos y a abusar de nosotras... sin embargo como todo lo aprendido, se puede "desaprender"; también podemos  "reaprender" comportamientos adecuados de respeto, empoderamiento personal y autoestima.

Para la erradicación de esta lacra social debemos actuar en distintas niveles:

En la educación, en todos los niveles, desde casa, donde tus padres sean los modelos de respeto, tolerancia y comprensión a seguir, criando igual a niños y niñas sin establecer diferencias discriminatorias por sexo; y por supuesto en la escuela, habría que introducir programas y actividades que incluyeran como un valor fundamental el de la equidad e igualdad entre mujeres y hombres.

Los medios de comunicación tienen que trabajar en varios vertientes: enviando mensajes constantes de respeto, tolerancia a la diversidad y diferencias, adecuados manejo de relaciones, etc.; además de informar para proteger a las víctimas y de aislar y repudiar al maltratador.

La sociedad en general debe actuar educando a las generaciones para evitar que se den estos comportamientos agresivos/permisivos en las niños, jóvenes, adultos, es decir desde la prevención; y una vez dados lastimosamente, de forma solidaria con las víctimas, no minimizar de ninguna manera la violencia de género.

 “El silencio es siempre cómplice del maltrato, no te quedes callada... defiéndete, habla, quiérete" 
Más que Madres
 
Os dejo una presentación para motivar nuestros ánimos y unir fuerzas para luchar desde todos los niveles contra ésta horrible realidad.