martes, 5 de noviembre de 2013

Marketing emocional, sabes qué es?


Me encanta que todas nuestras publicaciones estén asentadas sobre lo que nos ocurre en el día a día. Resulta que hoy hemos recibido una sorpresa matutina...alguien muy querido nos ha enviado una lata de refrescos personalizada con el nombre de nuestro proyecto "Mas que madres". 

La emoción que sentimos al ver grabado nuestro nombre en aquella lata (sin ser precisamente esta bebida la que consumimos) me motivó para escribir este artículo.


Qué fué lo que produjo en nosotras ese sentimiento? Al fin y al cabo solo era una lata de refrescos con nuestro nombre inscrito.

Sin saberlo, habíamos conectado con este producto a través de nuestras emociones. Ver nuestro nombre personalizado a través de esta imagen generó en nosotras una conexión inconsciente. Pues resulta que esto es todo un campo en el que las marcas han encontrado un mundo novedoso e interesante para vendernos sus productos. Se llama Marketing emocional.

El marketing experiencial (también conocido como marketing de experiencias o marketing emocional) es un concepto que integra sensaciones, sentimientos y emociones para conectar con el consumidor. Su objetivo? Identificar y aprovechar la relación que existe entre una serie de estímulos emocionales y el proceso de compra.

El marketing emocional examina qué emociones satisfacer para posteriormente ofrecer y venderlas, buscando por lo tanto el posicionamiento estratégico, un lugar en la mente del cliente o consumidor, intentando conquistar sus emociones.

Se ha demostrado que casi el 99% de las veces que compramos algún producto, lo hacemos por un impulso, sentimiento o emoción ( en eso las mujeres somos expertas). Cuántas veces nos ha pasado que compramos algo que apenas llegar a casa nos arrepentimos y cuando lo razonamos ni siquiera sabemos el porqué lo hicimos.

La publicidad que se basaba en los beneficios del producto ha quedado atrás, ahora se da paso a la proliferación de la publicidad emocional destacando ante todo valores asociados a los deseos, anhelos y aspiraciones internas del posible consumidor.

Las grandes marcas están aplicando dentro de sus estrategias de marketing todas estas herramientas publicitarias para posicionarse en el mercado. La creatividad que se observa en muchas de sus campañas es impresionante. Lo que nos toca, nosotros, como consumidores, es no dejarnos siempre atrapar por cualquier anuncio que nos guste. 

Controlar nuestras emociones y no dejarnos llevar por un simple impulso, esto nos ayudará a escoger bien los productos que de verdad necesitamos y no aquellos que hayan producido en nosotros solo una emoción momentánea, tal y como nos ocurrió hoy con esta pequeña lata de refrescos!!!

Y tú, eres de las personas que te dejas llevar por tus emociones al comprar o te lo piensas mejor? Escríbeme y cuéntamelo al mail: mquemadres@gmail.com

Síguenos en facebook y en youtube y suscríbete a nuestro blog en la cajita de arriba y a la izquierda. Allí estaremos para compartir nuestras experiencias.

Enlaces relacionados
http://www.masquemadres.es/2013/12/compramos-de-corazon-a-corazon.html

Imagen: MQM