viernes, 22 de noviembre de 2013

Mi tierra del sol amada!


Ayer vi un video hecho en mi ciudad Maracaibo.... se llama la "Venezuela que queremos"... nunca mejor dicho!!... lo cierto es que no pude evitar soltar unas cuantas lágrimas.

Éste sentimiento de cierta añoranza nos acompaña a todos los que vivimos fuera de nuestros países de origen, y cosas como ver el video hacen que emerjan a flor de piel; y es lo que me impulsa a escribir estas líneas sobre mi tierra Maracaibo... segura estoy que para nuestros seguidores venezolanos os parecerá lo que explico muy familiar, sin embargo, quiero también compartirlo con nuestros amigos de todas partes; y aquellos que están fuera de su país, entenderán el sentimiento que me envuelve al escribir esta entrada.

Mi vida antes de llegar a España transcurría en Maracaibo, Venezuela, una ciudad en la cual no nací, pero donde se desarrollo parte de mi infancia, mi juventud, parte de mi vida adulta; allí estudie, allí nacieron mis hijos, trabajé... viví experiencias maravillosas y otras no tanto, allí tenía y aún tengo gente muy querida y un sin fin de recuerdos que permanecerán siempre conmigo. Y aunque debo decir que no me sentía cómoda con la idiosincrasia del "maracucho" como se le llama popularmente a su gente, a veces me divertía un montón con sus ocurrencias y actitudes para enfrentar la vida.

Es llamada con cariño "la tierra del sol amada" por su calor, tanto en sentido figurado como literal, ya que como os he comentado en otras entradas su temperatura promedio los 365 días del año esta en 32º y 38º a la sombra, y su gente jocosa procura hacerte sentir acogido inmediatamente, aunque para eso invadan tu espacio... pero como siempre dicen.... todo desde el cariño.

Maracaibo es la capital del estado Zulia, ubicada en el noroccidente del país, es el segunda ciudad de Venezuela y centro comercial, cultural y educativo del país. Recuerdo con especial cariño la arquitectura autóctona, con calles angostas y casas coloridas en lo que llaman Maracaibo viejo, que es la parte antigua de la ciudad, el puente sobre el Lago de Maracaibo, el cual cruce tantísimas veces, la plaza Baralt, el paseo del Lago, donde iba a caminar cada tarde, el "carrito cepillaero" tan colorido y con esos "guarapos" de color y sabor dudoso, pero que una vez que le ponían la leche condensada sabían muy bien en especial a las 12 del medio día; a veces le explico esto a mi esposo y se asombra que permitieran vender esto en la calle sin ningún control sanitario... y yo le digo como se dice allá muy popularmente..."pero cuál es el problema"!!., las jarras de agua de coco que nos tomábamos mis hijos y yo cuando íbamos camino a la costa oriental del lago; por supuesto, no puedo dejar de mencionar la Basílica de la Virgen de Chiquinquirá patrona del pueblo zuliano.

Tengo cualquier cantidad de cuentos y anécdotas vividas en esta "cálida y jocosa" ciudad, recuerdo una vez haber ido a lo que se llamaba "el callejón" de los pobres, que era una calle situada en el centro de la ciudad, donde se ubicaban chiringuitos improvisados y se vendía de todo... cuando digo de todo es de todo.... en toda la extensión y diversidad de la palabra, encontrabas cualquier cosa y a precios inimaginables por eso era una lugar muy concurrido y pintoresco. Algunos comerciantes para hacer "publicidad" de sus productos, se ponían sobre la ropa el artículo que vendían, así recuerdo un chico con bragas y sujetadores paseándose para "exhibir" la mercancía e invitando a las mujeres a comprar en su puesto y diciéndoles " te veras guapísima si usas esto, tu marido no podrá resistir tus encantos"... no podías evitar reírte de la estrategia de "marketing" y lo más importante era que les daba muy buenos resultados.... esto es sólo una muestra de la creatividad de su gente para "buscarse la vida".

En una oportunidad mientras conducía mi coche y escuchaba una emisora de radio que se llamaba o se llama (no se si aún existe) radio Aeropuerto, el locutor con una voz de lo más romántica y suave iba colocando música de los 50, 60, 70.. yo estaba extasiada mientras las escuchaba.... el locutor decía, "recuerda usted esta melodía...?" entonces dejaba sonar por ejemplo, yesterday (Beatles), luego decía "y esta...?" y dejaba escuchar ¿qué será de ti? de Roberto Carlos, luego, la popular "sugar, sugar"... y así sucesivamente hasta que dijo... "si recuerda todas esas canciones es que usted es bien vieja "!!!!.... y hasta ahí llego el encanto.... por supuesto, después de la sorpresa no pude evitar reírme ya que jamás hubiera pensado que terminaría con ese recital musical tan guapo de esa manera.

Ese es mi Maracaibo... la ciudad que quiero y recordaré por siempre!

Clika "me gusta" en nuestro Facebook y Twitter: @masquemadres y forma parte de nuestras super amigas MQM.

Suscríbete a nuestro youtube para seguir disfrutando de nuestras historias en vídeo y música.

Pasa por la caja arriba a la izquierda y déjanos tu correo para recibir todas nuestras historias.

Y ahora os dejo una popurrí de gaitas... música típica para navidad ...para pasear un poco por mis recuerdos!!