jueves, 14 de noviembre de 2013

Esta Enferma mi Oficina?


Habéis notado dolores en las lumbares, mala circulación en las piernas, malestar en las cervicales, fatiga visual, dolores de cabeza, conjuntivitis, problemas dermatológicos, falta de concentración, dolor de espalda, cuello y muñecas, y sientes que el estrés te está matando?; si es así, debéis acudir al medico y valorar el porque de estos síntomas, ya que podría estar relacionado con el llamado "Síndrome de la Oficina Enferma".

Si bien un puesto denominado “de oficina” no causa extenuación física ni expone a sustancias químicas, lo cierto es que permanecer sentado ocho o más horas al día en una mala silla y frente al ordenador, usar un escritorio inadecuado y tener mala iluminación, con el paso del tiempo deriva en numerosas alteraciones que vale la pena conocer para tomar las precauciones correspondientes.

En 1982 la Organización Mundial de la Salud (OMS), definió el Síndrome del Edificio Enfermo como "un conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en espacios cerrados, que afecta al menos a un 20% de los ocupantes, ..". La OMS diferencia entre dos tipos de edificio enfermo: aquellos que podemos considerar como temporalmente enfermos, en los que se incluyen los edificios nuevos o los recientemente remodelados, en estos edificios los síntomas disminuyen o incluso desaparecen con el tiempo, aproximadamente en seis meses. El tema es más preocupante en los edificios que permanecen permanentemente enfermos.                     

Según el profesor y director de IMF Business School, Carlos Martínez, del Instituto de Biomecánica de Valencia, el 50 por ciento de las personas que trabaja en una oficina presenta problemas posturales relacionados con el llamado "Síndrome de la Oficina Enferma", destaca lo importante que es disponer de un entorno ergonómico en el trabajo, revisar los equipos de aire acondicionado, sentarse en una postura adecuada, evitar el contacto prolongado con pantallas de ordenador o la falta de luz solar.

Entre los síntomas caracterizados en esta afección se encuentran:

* Fatiga y/o decaimiento
* Picor e irritación de piel, ojos, nariz o garganta
* Síntomas alérgicos como el lagrimeo o la secreción nasal
* Dificultades respiratorias
* Dolores de cabeza
* Náuseas
* Trastornos en el sentido del olfato y del gusto
* Frecuentes resfriados o afecciones similares
* Dificultades para la concentración
* Dermatitis
* Depresión
* Insomnio

Por ejemplo, un empleado que constantemente sufre de alergias o procesos gripales, difícilmente podrá comprobar que sus alergias o cuadros de gripe crónica son producto de la exposición prolongada a un ambiente climatizado, que pocas veces cumple con los estándares de limpieza necesaria.

 Los empleados que están en instalaciones cerradas son candidatos a tener el "síndrome del edificio enfermo". Debido a que no pueden "escapar" de ese tipo de instalaciones las empresas deben invertir en revisiones de limpieza periódica del sistema de ventilación, entre otras actividades de mantenimiento.

Tuve la oportunidad de trabajar en una empresa de Servicio de Prevención Ajeno de Riesgos Laborales (que son las empresas de prevención contratadas para valorar y asesorar a las empresas sobre las condiciones de seguridad y prevención de riesgos laborales para los trabajadores), éstas empresas existen por exigencia legal ya que se obliga al empresario a velar por las condiciones de trabajo seguras e higiénicas de sus trabajadores; la paradoja esta en que la misma empresa de Riesgos Laborales era un "ejemplo vivo" del "edificio/oficina enfermo" ya que exponía a sus trabajadores a condiciones de iluminación, mobiliario de oficina, instalaciones, equipo, etc., que dejaban mucho que desear. 

Recuerdo que a menudo se daban situación de baja laboral por diversos motivos: fatiga y/o decaimiento, dolores de cabeza, nauseas, entre otros. Esta realidad no hace más que sumarse a la realidad general ya que muchos se exponen a situaciones similares cada día.

También pude observar que hacinamiento, luz natural insuficiente, aire viciado, equipos obsoletos y escritorios no ergonómicos son las características que más generalmente se observan en las empresas y en las que los trabajadores se desempeñan cada día las 8 horas de trabajo.

Particularmente soy una alentadora de mantener una disposición positiva, de disfrutar de nuestro trabajo y de sumar con nuestros esfuerzos en función de los objetivos empresariales. Sin embargo, también considero que las empresas nos deben redituar como mínimo, con un ambiente laboral adecuado y dispuesto para un trabajo productivo, creativo y por supuesto saludable.


Si mi oficina esta enferma, yo estoy enfermo; si mi empresa se preocupa por mis condiciones de trabajo yo me encontraré sano y dispuesto a producir.... es la relación típica Ganar-Ganar!
Más que Madres



Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_del_edificio_enfermo
http://es.sott.net/article/4691-Mi-oficina-esta-enferma
http://www.abc.es/sociedad/20131111/abci-sindrome-oficina-enferma-201311111220.html