miércoles, 23 de octubre de 2013

Tips para organizar los alimentos en la nevera

Dónde colocar y cómo guardar cada alimento en la nevera para que se conserve mejor y dure el doble del tiempo: y para que nada acabe en el cubo de la basura es un interés de cada día; nos interesa mucho el orden y la limpieza de nuestra cocina. 


Aquí comparto algunos tips al respecto:

Verdura y fruta:
Colocarla en los cajones inferiores de la nevera a 10º. Conservar las verduras en bolsas de plástico agujereadas, los vegetales de hoja envueltos en papel y las piezas de fruta sueltas y sin amontonarlas mucho.

Pescado:
Los pescados y mariscos deben estar en la zona más fría a 2º, que suele ser la balda situada sobre el cajón de las verduras. Retirarles las vísceras, lavarlos bien, secarlos y envolverlos en un paño húmedo. Guardarlos por separado, en recipientes de cristal cerrado.

Carnes, aves y huevos:
Los huevos se colocan en la puerta de frigorífico, en el compartimiento habilitado para ello, o en un recipiente cerrado. Ponlos con la parte puntiaguda hacia abajo para evitar que la yema entre en contacto con la cáscara y se contamine. Lava y seca bien las carnes y las aves. Disponlas en recipientes cerrados, sobre una rejilla o papel absorbente, para aislarlas del jugo que desprenden, y reservarlas en la zona más fría.

Lácteos y embutidos:
La leche, la nata y los yogures conviene ponerlos en las baldas centrales de la nevera, que es una zona de frío intermedio (4 o 5º), en sus envases originales para controlar las fechas de caducidad. Los quesos en la parte superior (5 o 8º), separados en recipientes de plástico no herméticos para evitar que se resequen o deterioren. La balda inferior más fría, es la mejor para los embutidos; guardarlos en fiambreras cerradas o envueltos en papel de aluminio o film.

Las salsas:
Se colocan en el interior de la puerta (10 a 15º) en sus envases originales.

Alimentos cocinados:
Las sobras y los alimentos ya cocinados que no se vayan a consumir en el momento, hay que pasarlos a recipientes de cristal o plástico resistente al calor y cerrarlos herméticamente. Antes de refrigerarlos conviene dejar que se enfríen. un poco en un lugar bien aireado. En cuanto estén a temperatura ambiente, conservarlos en la zona más fría. de la nevera y consumirlos en 2 o 3 días como mucho, si no es así, es preferible congelarlos.

Evitar los malos olores:
Para que no huela a pescado en el congelador, dejar dentro medio limón con un clavo de olor pinchado.
Pon en la nevera un bol con bicarbonato para neutralizar olores. Tapa muy bien los alimentos que impregnan con su aroma los demás (melón, fresas...).

Qué no necesita refrigeración:
Aunque refrigerar los alimentos es la mejor forma de conservarlos en perfectas condiciones más tiempo, no siempre es así. Algunos nunca deben guardarse en la nevera, porque el frío los deteriora. El tomate, por ejemplo, se vuelve insípido. El aguacate se endurece, y la piña y el plátano no maduran y se ennegrecen. 

Las temperaturas bajas también alteran el sabor de las patatas, las cebollas y los ajos. El pan envejece rápidamente y se vuelve correoso, y el chocolate se recubre de una capa blanquecina.

Otra cosa muy importante es mantener limpia y sin escarcha la nevera. Un momento adecuado es antes de las vacaciones. Lo primero que hay que hacer es desenchufarlos y vaciarlos del todo.... anímate, no te llevará mucho tiempo y así nos aseguramos que al regresar todo estará listo para volver a llenarla.

Tienes tu algunos consejos para organizar la nevera? escríbeme y dame tus trucos aquí: mquemadres@gmail.com

Te invitamos a formar parte de nuestra comunidad Facebook y regalarnos tu "me gusta": https://www.facebook.com/masquemadres

Imágenes obtenidas de google