jueves, 24 de octubre de 2013

El buen estrés


No podemos vivir sin algún grado de estrés, esta tensión es la que nos permite que haya progreso, permite que cambie algo que no está funcionando bien, que te levantes de la cama. 

Pero cómo mantenerlo controlado, lograr que no nos afecte sin que llegue a ser dañino para nuestra salud?

Hace unos días vi un vídeo de una psicóloga estadounidense que explicaba cómo ella durante los últimos 10 años de su vida profesional le había dicho a sus pacientes que el estrés era malo para la salud, pero se dio cuenta, al seguir investigando, que el estrés no era lo que ella pensaba.

A lo largo de su charla la psicóloga cita varios estudios que arrojan una nueva luz sobre la respuesta al estrés, y cómo si reprogramamos nuestros pensamientos sobre éste, el estrés se hace más saludable.


Eso significa que si no podemos disminuirlo, podemos lograr que no nos mate de un infarto y nos mantenga ¡felices!

Ella muestra un estudio que sigue grupos de personas que sufren diversos grados de tensión durante varios años, y luego enseña las cifras de defunción. Quienes creen que el estrés las puede matar mueren a una tasa mucho más alta; pero señala que las personas que están bajo más estrés, pero no creen o saben acerca de sus efectos "negativos", son en realidad más saludables y con más probabilidades de vivir una vida larga y feliz.


Otro dato que muestra es que el estrés físico libera la hormona oxitocina. Esa hormona se libera cuando tenemos conexiones físicas con la gente, la llaman la hormona de la felicidad.

La psicóloga presenta una investigación en unos 1.000 adultos donde se observó tanto la forma en que describen el nivel de estrés, y cuánto tiempo pasaron ayudando a los demás, ya se trate de amigos, familiares o miembros de la comunidad. Los resultados fueron los siguientes: para cada experiencia de vida estresante, con dificultades financieras o crisis familiar, se aumentó el riesgo de muerte en un 30%. 

Pero la gente con muchos problemas y estrés que pasó mucho tiempo cuidando y/o atendiendo a los demás (y, por ende, liberando oxitocina) no mostró ningún aumento de riesgo de muerte.


Una pequeña dosis de estrés es bueno, la respuesta hace que el cerebro se irrigue, se prepare para la batalla, hace de tu cuerpo algo más funcional, más productivo, más creativo. Hay una respuesta fisiológica en tu cuerpo que te prepara para enfrentar la situación de atacar o huir. 

Fíjate en este ejemplo, cuando nos montamos en la montaña rusa experimentamos un miedo, una tensión, una euforia. Una y otra vez volvemos a hacerlo, porqué…porque sabemos que es pasajero y cuando llegas al final experimentas una sensación de relax, de alegría, de satisfacción por estar ya en un lugar seguro. Conociendo tus síntomas y cómo reaccionas ante el estrés podemos poco a poco controlarlo y hacer que se vuelva benigno.



Puedes dominar el estrés a través de una buena respiración, de cuidarte personalmente permitiéndote tener un tiempo de descanso y desconexión personal en el que te tomas la taza de café que te gusta, lees un buen libro, sales a caminar un rato, desconectas el teléfono más temprano. Y tú me dirás…pero si no tengo tiempo para nada, con el trabajo, la casa, los niños… Esto no es excusa, si te organizas bien lo lograrás. Haz una lista de actividades que tendrás que realizar al otro dia, ponle hora y así podrás dejar un huequito para ti. 

Busca qué cosas te gustarían hacer, pintar, aprender a bailar, charlar con algún amigo o amiga. Ayuda a los demás, haz una actividad que te merezca la pena, que cuando vayas a la cama en la noche puedas decir…hoy ha sido un día productivo…no por el dinero que hayas ganado , sino por aquello que al hacerlo te ha dado una satisfacción personal.

Estamos atrapados en un mundo que va más rápido que nosotros. La meta no es alcanzarlo, es conocer cuál es el verdadero ritmo que YO quiero y puedo llevar. No le des importancia a las cosas que no puedas alcanzar, mira las que tienes y aprende a valorarlas.



No dejes que el estrés te mate!!

Si os ha gustado El buen Estrés y queréis hacernos alguna pregunta o comentarnos alguna experiencia, podéis escribirnos a: mquemadres@gmail.com


Os invitamos a formar parte de nuestra comunidad de Facebook: https://www.facebook.com/masquemadres y Twitter: @masquemadres





Imágenes obtenidas de internet