viernes, 25 de octubre de 2013

Cómo enfrentar el juicio de los hijos?


Cuando formamos una familia no hay guiones ni manuales para lograr hacerlo bien. Es por ello que considero que intentar aprender de otros bien sea leyendo, acudiendo a charlas o el contacto cercano con gente que haya pasado por esa experiencia es de vital importancia para llegar a nuestro objetivo.

Me animé a profundizar sobre este tema cuando supe que mis hijos se reunirían en una comida para tratar (sin sus padres presentes) temas varios. Cuando lo supe me alegré de que ocurriera y que su relación no dependiera exclusivamente de que nosotros los invitáramos a comer o a venir a casa.

Con lo que yo no contaba sinceramente es que en dicha reunión dentro de todos los temas tratados se tocara uno en particular en el que yo estaba involucrada directamente.


Cada uno hablando, contaba a su manera en qué cosas él creía que nosotros (sus padres) nos habíamos equivocado en su educación. Qué difícil enfrentar esta realidad!!

De las pocas cosas que trascendieron (porque hubo mucho hermetismo) en esa reunión me enteré que unos consideraban por ej; que habíamos sido muy estrictos con unos mientras con los otros no, que quizás no atendimos en el momento su necesidad de ser escuchado; dijo otro, que fue una educación un poco “para todos” cuando tenía que ser mas individualizada, etc.

Debo confesar que al principio me sentí un poco triste de pensar en lo que pudimos hacer y no hicimos, enfrentar el juicio de los hijos no es nada fácil, mirar para atrás y comprender que muchas veces te has equivocado no es una experiencia agradable, pero inmediatamente esta tristeza se me fue porque comencé a pensar con cuánto amor los habíamos levantado. Cuán jóvenes éramos entonces mi esposo y yo!! Cuántos retos a conseguir con una familia tan grande. 

Nadie nos dijo cómo teníamos que hacerlo, qué reglas usar. Recuerdo con exactitud que estudiaba Psicología en la Universidad y ya tenía tres de mis hijos cuando estaba en clase de una materia que me encantaba y que se llamaba “Evolutiva I y II”, en esta clase nuestra profesora insistía en lo importante que era la presencia de la madre en la buena evolución del bebé. Nada como que la madre estimule a su bebé con sus palabras, movimientos, caricias, atención, decía. Recuerdo el sentimiento de culpa que tuve sabiendo que mis hijos estaban en casa en manos de una cuidadora.

Desde ese entonces me encargué de ellos sin remordimientos ni culpas, dándoles todo mi cariño, mi atención y mi protección. Ah! Que alguno no se sintió suficientemente protegido? O que el otro no sintió que lo escuchábamos como el hubiese querido? 

Seguramente que sí, eso y más...Somos una familia super normal, con muchos defectos y carencias pero lo que nunca podrán decir mis hijos es que no hubo amor en nuestra casa!!

Y con eso me basta!.

Si os ha gustado Cómo enfrentar el juicio de los hijos? y queréis más post similares o hacernos alguna pregunta, podéis escribirnos a: mquemadres@gmail.com

Os invitamos a seguirnos en nuestra comunidad de Facebook: https://www.facebook.com/masquemadres y Twitter: @masquemadres



Enlace relacionados:
http://www.masquemadres.es/2013/12/8-tips-sobre-lo-que-deben-saber-y-sentir-los-ninos.html

Imágenes obtenidas de internet